Mercado Bursátil o propiedad Raíz ¿En cuál invertir?

Hay una tendencia en la búsqueda constante hacia donde llevar o hacer rendir nuestro dinero, en donde los ahorros se vean reflejados en una inversión traducida en incrementos de capital. Sin embargo, el término “inversión” no se debe limitar únicamente a términos monetarios, sino también a cuestionar en qué estamos dispuestos a invertir energía y tiempo. Esto nos permite dimensionar que es necesario aceptar inicialmente una metodología o proceso en términos de capacitación, con el propósito de que nuestras decisiones futuras asociadas con el dinero aumenten la probabilidad de éxito, ya que es muy grande el porcentaje de personas que carecen de educación financiera en un contexto donde el deseo de incursionar en el mundo de las inversiones de alto riesgo es creciente.


Un termómetro de la educación financiera en nuestra región

Para el CAF - Banco de Desarrollo de América Latina, la educación financiera es lamentable y crítica para la región. Indica que en promedio para Colombia, Perú, Brasil y Ecuador en el año 2020 el 61% de personas no ahorra. El 57% en promedio para los cuatro países no tiene la capacidad de cubrir un gasto inesperado equivalente a su ingreso mensual. El 62% de la población en promedio no les alcanza sus ingresos para fin de mes y se evidencia que los productos financieros están liderados por la cuenta de ahorros y la tarjeta de crédito. (Mejía, Diana, 2021)

Para el caso colombiano el 62% de las veces dentro de un grupo familiar, las decisiones financieras se centralizan en un solo miembro.

El 58% de personas que elaboran un presupuesto, solo el 61% respeta y utiliza el plan financiero. (Banco popular, 2022) De este modo, es relevante indicar que es un deber y una necesidad invertir tiempo en educación y capacitación para combatir la ignorancia en el manejo del dinero, ya que una persona con bases sólidas en educación financiera tiene más probabilidades en disponer de un fondo de emergencias y un plan presupuestal para la gestión de gastos y administración del dinero que le permita desarrollar hábitos de ahorro, controlar el nivel de endeudamiento y disponer del capital para ejecutar algunas alternativas de inversión.


¿Invertir en tu propio negocio?

Durante el año 2020 la pandemia sobre exigió a las personas a cuestionar cómo generar ingresos desde casa y evaluar en qué cada uno es bueno. Esto creó una ola de emprendimientos masivos, sin embargo, desde años anteriores ya se venía generando una tendencia entre los conceptos de emprendimiento e innovación. En Colombia el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones MinTIC a través de distintos programas como Apps.co, impulsa a la generación de habilidades con foco en la creación de negocios con soluciones digitales con la capacidad de resolver distintas problemáticas en cualquier sector económico. De hecho, en el año 2019 realiza acompañamiento a más de 1.645 grupos de emprendedores de los cuales una de cada cuatro ideas se logra convertir o transformar en empresa (Olloqui, Maria Del Pilar, 2019)

Así mismo, el emprendimiento toma auge en toda Latinoamérica con posibilidades de fomentar un ecosistema de emprendimiento mayor al de la zona euro durante los próximos 5 años. En el segundo trimestre de año 2021 Latinoamérica registra una cifra récord de 7.3 billones de dólares de capital invertido en startups. Esto teniendo en cuenta que el trimestre con una cifra anterior más alta de 2.6 billones de dólares se había alcanzado en el segundo trimestre de año 2017. (Santamaría, Felipe, 2021). En efecto, tomar la decisión de emprender requiere de aceptar riesgos. Sin embargo, es un hecho que las ideas de negocio basadas en la prestación de servicios o productos bajo un modelo potenciado por la digitalización que facilite la conectividad entre los diferentes agentes económicos presentan una proyección de crecimiento muy considerable, prometedora y rentable en el tiempo.


Emprendimiento y energías renovables en América Latina

Se considera como energía renovable aquella fuente de energía limpia e inagotable, que no producen gases de efecto invernadero o emisiones contaminantes. Estas fuentes de energía son contrarias a las generadas a través de combustibles fósiles, como el carbón y el petróleo, las cuales son influyentes en el cambio climático y además sus costos son volátiles al contexto coyuntural económico y político.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) aporta a través de sus proyecciones de corte anual, una participación de las energías renovables en el suministro eléctrico mundial de 26% a 44% del año 2018 a 2040 respectivamente, en mayor importancia a través de las tecnologías eólica y fotovoltaica (paneles solares). (Acciona, 2022). Esta previsión de la AIE es un reflejo hacia dónde va el sector energético y las posibilidades que puede brindar en términos de inversión.

En América Latina es un gran desafío para las empresas hacer parte de las cadenas de valor de las tecnologías limpias, no obstante, representa un mercado potencial de 349.000 millones de dólares hasta el año 2025 según el Banco Mundial, que abre la posibilidad o brinda margen de entrada para las pequeñas y medianas empresas PYMES para transformarse en posibles proveedores, las cuales podrían tomar como ventaja el conocimiento de los mercados locales y la oportunidad de especialización en el sector. Del mismo modo, la inclusión de las PYMES en las cadenas de valor en la producción y suministro de servicios basados en energías renovables pueden denotar en el crecimiento y mejoramiento de las condiciones de empleo, la cual es una variable muy importante para los países en desarrollo, y principalmente para América Latina que está dotada de recursos suficientes para abastecer más de 22 veces la demanda eléctrica proyectada para el año 2050, de acuerdo a el estudio “Repensando nuestro futuro energético” por el Banco Interamericano de Desarrollo. (ConnectAmericas, s.f.)

 

Rich Wolf Company es una empresa creada con el propósito de ayudar a las personas a ser rentables de forma consistente en el mercado de valores. Para ello utilizamos herramientas como robots de trading, un grupo de social trading (money room) y un canal por el cual compartimos entradas en el mercado de divisas.

 

Referencias

ACCIONA (2022). La importancia de las energías renovables.

BANCO POPULAR (2022). Educación financiera: qué es y cómo puede ayudar a tus finanzas.

CONNECTAMERICAS (s.f.). ¿Cómo pueden insertarse las PYMEs en el negocio de energías renovables?

MEJÍA DIANA (2021). ¿Cómo están la inclusión y educación financiera en América Latina?

OLLOQUI, MARÍA DEL PILAR (2019). Emprender en Colombia sí es posible.

SANTAMARÍA, FELIPE (2021). América Latina: La mira del emprendimiento global.

51 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Si te apasiona el mundo Forex, suscríbete a nuestro blog y recibe noticias, mucha información y tips exclusivos.

¡Gracias por suscribirte!